Lecturalia

Suscribirse a canal de noticias Lecturalia
En Lecturalia encontrarás noticias literarias, reseñas y crítica de libros, novedades editoriales, artículos de divulgación y consejos de escritura

URL: http://www.lecturalia.com/blog

Actualizado: hace 59 mins 27 segs

La verdadera historia del Flautista de Hamelin

  • El cuento de los Grimm estaba basado en hechos reales.
  • Se cumplen 725 años del suceso.

Cuando los hermanos Grimm comenzaron a recopilar cuentos y tradiciones centroeuropeas, muchas de ellas, en realidad, estaban basadas lejanamente en sucesos reales, que habían acontecido siglos atrás. Uno de sus relatos más famosos, y que todos conocemos, es El Flautista de Hamelin -ya sabéis, el del pueblo lleno de ratas que contrata a un flautista para que se las lleve-. Pero lo realmente curioso es que esta historia tan fantástica tiene un origen real.

La ciudad de Hamelin en Alemania, conmemoró hace poco el 725 aniversario de este macabro evento que los Grimm anotaron en 1812, es decir, 520 años desde que ocurriera. No es de extrañar que se hubiera convertido en una leyenda llena de elementos sobrenaturales y fantásticos. Además de un festival muy colorido, y un montón de recuerdos baratos, la ciudad no puede olvidar lo que pasó.

Existe una casa, la de las ratas o “casa del flautista”, donde se puede leer que “En el año 1284, un 26 junio, el día de los santos Juan y Pablo, 130 niños fueron seducidos por un flautista, vestido con muchos colores, y luego desaparecieron en el calvario cerca del koppen”.

Fue un suceso que dejó huella. La última calle por donde se vio a los niños pasar es la Bungelosenstrasse, la calle sin tambores. Todavía hoy está prohibido tocar música o bailar en esa calle. La tradición oral preservo la historia y los Grimm le dieron forma para siempre.

Es en esa versión donde aparece la invasión de las ratas en el pueblo, que motiva la contratación del flautista, que al principio parece un héroe. Pero cuando se niegan a pagarle por librarles de la plaga, decide hacer lo mismo con los niños del pueblo, que se lleva a un lugar desconocido. En las versiones más edulcoradas, el alcalde le pide perdón y le paga lo adeudado, logrando la devolución de los niños.

Esta historia es extraña dentro del mundo de los cuentos de hadas porque en realidad el monstruo, o el enemigo, no es vencido a través de ninguna virtud, y el castigo en sí es desproporcionado con respecto a la ofensa. Es con la aparición de la nueva recompensa que este relato cobra más entidad y señala temas como la avaricia, la integridad y el compromiso.

Todo esto viene determinado por el origen real de la historia, que se puede rastrear hasta una nota en un manuscrito de 1370, el Catena Aurea, que hace referencia a otro escrito, el Lünegburg, sobre los hechos de 1284. Por desgracia, no quedan fuentes originales, aunque el demonólogo e investigador alemán del siglo XVI Johann Weyer habla de estos hechos en 1577 en su libro Ilusiones del Diablo.

La Iglesia del Mercado en Hamlein tenía una ventana decorada datada a principios del siglo XIV, en el que se representa a un extraño vestido con vivos colores llevándose a un grupo de niños vestidos de blanco. La ventana fue destruida en 1660, pero una acuarela de 1592 todavía se conserva, mostrando incluso detalles geográficos que aparecen en la leyenda.

Una de las explicaciones más plausibles a esta leyenda es que el flautista fuera una alegoría de la peste negra, que arrasó la Europa medieval sin misericordia. En los siglos XII y XIII, la muerte era representada como un esqueleto vestido con alegres colores. Quizá el flautista fuera la muerte al frente de un ejército de ratas, el gran vector de la peste. Si un verano murieron 130 niños debido a la peste negra, seguro que fue un impacto difícil de llevar para un pueblo como Hamelin.

Otra historia que podría ser cierta es la de que los niños fueran captados para acudir a Tierra Santa, durante la famosa Cruzada de los Niños, que se dio en 1212. Aunque ahora se cuestiona la veracidad completa de la historia, hubo predicadores que recorrieron la Alemania del siglo XIII afirmando que sólo la pureza de los niños podría conquistar Tierra Santa. De ahí la posibilidad de que tuviera algo que ver con esta desaparición.

Más teorías y análisis sobre el Flautista en: MJP Cuervo

Standard Ebooks, recuperando a los grandes clásicos

  • Una web prepara ebooks libres de derechos con maquetación actual.
  • Es un proyecto formado por voluntarios.

Aunque Standard Ebooks es una página que por el momento sólo está disponible en inglés, la idea que plantea supone al mismo tiempo un servicio gratuito y genial para los amantes de la literatura, y una visión de lo que está por llegar dentro del mundo de la edición digital. En Standard Ebooks recuperan libros sin derechos de autor y trabajan con ellos hasta conseguir un resultado de primer nivel.

En Internet hay sitios dedicados a la recuperación y conservación de textos cuyos derechos de autor ya han expirado, como el Proyecto Guttenberg. Pero lo cierto es que la mayoría de las veces que accedemos a su trabajo nos encontramos con textos planos, sin maquetación, y, muchas veces, con errores tipográficos debidos al escaneo OCR que no han sido corregidos. Estos proyectos trabajan con grandes cantidades de libros, por lo que apuestan, en cierto sentido, más por la cantidad que por la calidad del resultado.

Lo interesante de Standard Ebooks es que recogen estos textos y se dedican a darles un nuevo aspecto, tanto por dentro como por fuera. Del texto casi plano pasan a una maquetación moderna, y además hacen una corrección ortotipográfica, para que todo esté en su sitio. Otra de las modificaciones que hacen es una ligera corrección de estilo en algunos de los libros, actualizando levemente su lenguaje.

A todo esto se le añade una nueva cubierta, atractiva y con diseño actual. El resultado es un libro atractivo, con una edición al mismo nivel que el de una editorial profesional. De hecho, muchas editoriales viven de hacer lo mismo que esta web, recuperando textos clásicos. ¿La diferencia? Que estos libros son gratuitos.

Sí, claro, son ebooks, no libros en papel, pero la verdad es que se agradece. Un equipo de voluntarios se encarga de arreglar y ajustar cada libro, en un proyecto que mantiene notas de seguimiento para que cualquiera pueda ver qué, quién y cómo se ha trabajado.

Al final podemos descargar los libros en varios formatos: en epub, quizá el más genérico, en azw3, el de Amazon Kindle, kepub, para los usuarios de Kobo y en epub3, el siguiente estándar de epub, que todavía tiene problemas con algunos lectores. Mucho más de lo que la mayoría de editoriales profesionales ofrece.

La verdad es que es una iniciativa fantástica y nos quedamos con las ganas de que alguien decida hacer lo mismo en castellano, para poder disfrutar de los clásicos literarios también en nuestro idioma.

Más información: Standard Ebooks

Los mejores clásicos de ciencia ficción para pasar el verano

  • Imaginación y sentido de la maravilla a raudales.
  • La ciencia ficción es ideal para el verano.

El género de la ciencia ficción dio sus primeros pasos en el siglo XIX y desde entonces se ha ganado un puesto de honor dentro de las novelas dedicadas a la aventura, sin dejar nunca de lado la anticipación y las ideas. Hoy en Lecturalia os vamos a recomendar nuestros libros clásicos favoritos, desde los albores del género, pasando por su edad de oro hasta bien entrado el siglo XX. Libros ideales para descansar, pensar y disfrutar.

La máquina del tiempo, de H. G. Wells es una manera genial de ver cómo la ciencia ficción del siglo XIX tenía a partes iguales un gran sentido del ritmo y la aventura, al mismo tiempo que una profunda carga ideológica. Esta novela se convirtió en todo un éxito internacional y ha sido llevada al cine y la televisión en numerosas ocasiones. Posiblemente, el primero de los grandes clásicos del género.

Fundación e imperio, de Isaac Asimov es otro gran ejemplo de ciencia ficción y aventuras, con un gran entramado político y social. Es el primero de los libros de la Fundación y apareció en 1952. La serie al completo es una gran lectura veraniega y está considerada como una de las grandes obras del género. Hace poco que el Premio Nobel de Economía Paul Krugman reconocía la importancia que había tenido estos libros para su pensamiento.

Las estrellas, mi destino, de Alfred Bester -también publicado como ¡Tigre! ¡Tigre!-, es un ejemplo de novela entretenida, rápida y con personajes inolvidables, sobre todo Gully Foyle, el protagonista, capaz de teleportarse y movido por un profundo deseo de venganza. Este es un libro genial para pasar un buen rato al lado de la piscina. Publicado en 1957.

Dune, de Frak Herbert, es uno de los libros de ciencia ficción más vendidos de la historia de la literatura. Aparecido en 1965, pronto se hizo con premios tan importantes como el Hugo o el Nébula. Pese a todo, tardó casi 10 años en aparecer en castellano. El universo creado por Herbert es una maravilla, aunque a veces casi nos lleve más hacia el lado de la fantasía que al de la ciencia ficción. Da igual. Eso sí, quizá los libros posteriores sean más prescindibles.

La mano izquierda de la oscuridad, de Ursula K. Leguin, es otro de esos libros capaces de mezclar con maestría maravilla y mensaje social. Fue una novela que cambió el rumbo de la ciencia ficción, introduciendo temas como el feminismo y el análisis antropológico, sin dejar de ser muy, pero que muy entretenida. Publicada en 1968, fue incluida en 1994 en el canon de literatura occidental de Harold Bloom. Ahí es nada.

Neuromante, de William Gibson, es otro de los grandes libros de anticipación que trató de adivinar cómo sería el futuro más cercano que nos esperaba. Gibson realizó un notable retrato de lo que estaba por llegar tras el año 1984. Si apostáis por esta gran mezcla de novela negra y futurismo, tratad de encontrar las traducciones más recientes. Es un consejo.

Snowcrash, de Neal Stephenson, es uno de los libros más recientes que podemos considerar clásicos, ya que dio lugar a una nueva manera de contar libros de ciencia ficción. Aventuras a raudales y cientos de ideas nuevas por minuto, todo dentro de un libro de tamaño contenido. Algo que luego el propio Stephenson ha dejado de lado, por desgracia. En cualquier caso, un libro veraniego de primer nivel.

¿Qué clásicos de la CF os faltan en esta lista? Sí, hemos dejado fuera 1984, Fahrenheit 451 y Un mundo feliz. Después de todo, están en todos los destacados de la ciencia ficción y no necesitan mayor presentación. ¿Hacemos un listado nuevo? Os esperamos, como siempre, en los comentarios.

El Tolkien indio que ha vendido más de 4 millones de libros

  • El nombre de Amish Tripathi pronto llegará a Occidente.
  • Sus novelas aprovechan la rica mitología hindú.

Amish Tripathi poco podía imaginar mientras compaginaba su trabajo en un banco con literatura fantástica, que un día iba a ser comparado con el mismísimo Tolkien. Ahora, con la publicación de su quinta novela, Sita: Warrior of Mithila (Sita: Guerrera de Mithila), su fama en la India es tal que tiene una base de fans gigantesca y ya se está preparando la adaptación de su obra al cine en una superproducción de Bollywood. A día de hoy ha vendido la increíble cantidad de más de 4 millones de ejemplares.

Hay que matizar también que Tripathi escribe directamente en inglés, por lo que si bien en la India limita un poco su mercado -no demasiado-, hace que su obra sea fácil y rápida de exportar a casi todo el mundo. Lleva desde 2010 publicando y a cada libro ha conseguido aumentar el número de ventas.

Tripathi ha optado por aprovechar la rica base de mitos y leyendas de la cultura hindú, con cientos de dioses y miles de años de historias tradicionales que revisar, adaptar y utilizar. Su primera trilogía tenía como protagonista a Shiva, uno de los dioses más importantes del panteón hindú.

Mezcla de fantasía y novela histórica, el resultado ha sido una serie de thrillers rápidos, de los que se devoran en un abrir y cerrar de ojos, pero con ciertos toques críticos sobre religión y algo de filosofía. Tampoco nada demasiado complicado: el bien contra el mal, decisiones morales complicadas…

Este tipo de literatura no es muy común en la India y Tripathi pasó por 20 rechazos editoriales hasta que consiguió colocar el primero de los libros. El ritmo de sus ventas es tal, que ha firmado un anticipo de más de un millón de euros por su segunda trilogía, la que está publicando actualmente, y que tiene como protagonista al dios Ram.

Ha sido el primero en usar elementos ya explorados por autores como Neil Gaiman en American Gods para humanizar a los dioses hindúes, dándoles ciertos atributos modernos (por ejemplo, Shiva es un inmigrante tibetano que fuma marihuana, con numerosas debilidades humanas).

La crítica no aprecia igual que el público sus novelas, pero eso a él tampoco parece afectarle. Es poco amigo de dar entrevistas y ha procurado no involucrarse en la vida política y social del país, al contrario que otros autores de gran popularidad en la India.

Reconoce la influencia de autores como Tolkien, e incluso Paulo Coelho, pero insiste en que su trabajo principal viene de las historias tradicionales hindúes, a las que ha tratado de llevar al siglo XXI. Por el momento no se tienen noticias de que vaya a ser traducido al español, aunque sí será publicado en Estados Unidos e Inglaterra..

Los mejores lectores de ebooks de 2017

  • El mercado de los ereaders sigue sin grandes novedades.
  • Existen alternativas al Kindle.

Llevamos tiempo sin hablar de lectores de ebooks de tinta electrónica, e-readers, ya que no se han dado grandes saltos a nivel tecnológico que llamen poderosamente la atención. Pero sí que es cierto que poco a poco se ha ido consolidando una nueva generación de dispositivos que ofrecen una lectura cada vez más cómoda a precios ajustados, a la vez que se está trabajando en mejorar tanto la resolución como la diagonal de las pantallas. Hoy os vamos a hablar de los lectores de libros electrónicos que más nos han gustado en lo que llevamos de año.

Kindle Paperwhite.

Es indudable que Amazon ha logrado un gran equilibrio en este lector. Sigue con las seis pulgadas de diagonal clásicas y alcanza los 300 ppp para las tipografías, lo que se agradece a la hora de leer. La luz integrada no es de retroiluminación, así que no va a molestaros si queréis leer antes de ir a dormir -aunque se sigue recomendando una luz suave alrededor-. Tiene capacidad más que sobrada para el almacenamiento de libros y la integración con el ecosistema Amazon a través de WiFi o 3G. Está por unos 130 euros.

Kobo Aura H2O.

Con 6,8 pulgadas de diagonal y algo menos de calidad en la tipografía que el Kindle, se queda en 265 ppp, y monta una memoria gigante de 8 GB de capacidad, capaz de almacenar 6000 libros. Tiene luz integrada, con especial atención a reducir la luz azul en entorno nocturno, y puede leer 14 tipos de archivos. Ahí es donde tiene ventaja sobre el Kindle, atado a su formato propio y al .mobi. ¿Su característica más interesante? Es resistente al agua con una certificación IPX8, por lo que aguanta una hora a dos metros de profundidad. Ideal para playa y piscina.

Kindle Oasis.

El nuevo buque insignia de Amazon. 6 pulgadas y 300 ppp, con mejoras en la luz integrada, que presenta un nuevo diseño pensado en la lectura a una mano -que ha levantado no poca polémica entre los usuarios de los viejos Kindle- y un contraste que es una delicia. La batería dura semanas con un uso intensivo y el sistema de iluminación es automático. Es interesante que los clientes de Amazon Prime tienen acceso ilimitado a más de mil títulos. El precio, eso sí, es para los que gustan de ser los primeros en disfrutar de la tecnología: 290 euros.

Kobo Aura One.

El One de Kobo es uno de mis modelos favoritos, sobre todo por la diagonal de su pantalla, que marca la diferencia. Las 7,8 pulgadas son una delicia para la vista, con 300 ppp y una resolución de 1872×1404. Es un poco más pesado -lógico, es más grande-, y se queda en 230 gramos. Tiene 8 gb de capacidad, luz integrada y la misma capacidad que el Aura H2O para leer 14 formatos de manera nativa. Es genial para leer en PDF, ya que el escalado de los documentos se hace menos comprimido que en 6 pulgadas. Se puede comprar por 230 euros.

Tagus Iris 2017.

A destacar este nuevo lector que saca La casa del libro, la evolución del Lux, que aumenta bastante su capacidad y sube de capacidad en GB -de 4 a 8-, y de batería, prometiendo semanas de uso sin problemas. Pantalla táctil y un sistema basado en Android con apps preinstaladas -no tiene Google Play, eso sí-, que lo convierte en un híbrido entre tableta y ereader. De resolución se queda un poco atrás, 212 ppp, pero lo lee casi todo e incluye funciones de radio y lectura de audiolibro. De precio es muy interesante: 130 euros.

¿Qué os parecen? ¿Hay alguna característica en estos modelos que echéis de menos? ¿Algún modelo más interesante? Os esperamos, como siempre, en los comentarios.

Entrevista a Ana Ballabriga y David Zaplana, Premios Indie 2016

  • Se pone a la venta el libro ganador del concurso de Amazon.
  • Ganaron con la novela Ningún escocés verdadero.

Amazon cuida su apartado de edición propia con actividades tan interesantes como el Premio Indie. En la edición de 2016 en castellano se presentaron más de 1000 aspirantes a conseguir este codiciado galardón, que al final recayó en Ana Ballabriga y David Zaplana, gracias a su novela Ningún escocés verdadero. La proyección y promoción del premio por parte de Amazon es muy importante. Aprovechando su lanzamiento en papel del libro, y la convocatoria del Premio Indie 2017, hemos entrevistado a sus creadores.

Han pasado cinco años desde la publicación de Morbo Gótico en una editorial tradicional. Luego pasasteis a recuperar Tras el Sol de Cartagena y Cruzados en el Tiempo en Amazon. ¿Qué os llevó a ello?

Las dos primeras novelas, Tras el Sol de Cartagena y Morbo Gótico, las publicamos con editoriales pequeñas. La experiencia fue muy buena con respecto al trato personal que nos ofrecieron los editores, muy cercano, sin embargo, no resultó tan satisfactoria con respecto a las novelas: los libros no llegaban a las librerías. Este es el problema de las editoriales pequeñas, que no pueden competir con las grandes en cuanto a la distribución. Así que decidimos que la siguiente novela teníamos que publicarla en una editorial grande, en una editorial en la que el libro pudiera tener visibilidad y por lo tanto posibilidades de venderse. Terminamos La Paradoja del Bibliotecario Ciego en los años más duros de la crisis y comenzamos con los envíos a grandes editoriales y agentes literarios. La respuesta fue negativa en todos los casos, hasta que una agencia literaria recién creada nos contestó que les había gustado mucho y que nos querían representar. Firmamos con ellos, pero nunca se llegó a publicar.

En 2015 terminamos otra novela, Ningún Escocés Verdadero. Dada la falta de resultados con nuestra agencia, no queríamos repetir. Así que volvimos a iniciar el periplo de grandes editoriales y agencias literarias reconocidas. Con esta novela obtuvimos varias respuestas que mostraban interés, aunque al final la descartaron. No sabemos por qué, pero creemos que porque es una novela polémica y normalmente las editoriales buscan historias blancas que no creen conflicto y por lo tanto que no excluyan de primeras a un potencial grupo de lectores. Siendo testigo de nuestra frustración, una amiga (Blanca, a la que le estaremos agradecidos siempre) nos insistía constantemente en que el futuro estaba en las plataformas digitales, y en concreto en Amazon por lo sencillo que era autopublicar. Así que decidimos probar. Subimos en primer lugar nuestras tres primeras novelas para ver cómo funcionaba, reservándonos las otras dos en el cajón. Y tras varios meses de investigar en foros, de promocionar en redes sociales y de utilizar las herramientas que Amazon pone a tu disposición, para nuestra sorpresa, los libros comenzaron a venderse. Sobre todo Tras el Sol de Cartagena, que ocupó los primeros puestos de los más vendidos durante varios meses.

Y luego decidisteis apostar con una novela inédita en el Premio Indie de 2016. Es poner mucha fe en el sistema que propone Amazon.

David recibió un mail de Amazon anunciando que se lanzaba la convocatoria del concurso Indie. No sabíamos lo que era, leímos las bases y nos pareció muy interesante. Un premio donde hay un primer filtro por ventas y popularidad en la plataforma de Amazon y, al final, un jurado que decide entre los cinco finalistas. Eso fue en junio de 2016, poco después de que Tras el Sol de Cartagena se hubiera convertido en un éxito de ventas. Así que pensamos que contábamos con dos novelas inéditas en un cajón y que no teníamos nada que perder. Decidimos presentar Ningún escocés verdadero porque la teníamos más reciente y estábamos muy contentos con el resultado. Además, aunque no se había llegado a publicar habíamos tenido buenos comentarios de algunas agentes y editoras importantes. Y como Tras el Sol de Cartagena estaba funcionando muy bien en ese momento, pensamos que podría servir de tirón para situar bien la novela en el concurso.

La historia nació de un sueño que tuvo Ana. Soñó con una prostituta que estaba siendo perseguida. No sabía ni por quién ni por qué. Pero esa idea fue el germen de Ningún escocés verdadero.

¿Cómo ha sido trabajar con una multinacional como Amazon a la hora de publicar vuestra novela? ¿Qué diferencias habéis encontrado con respecto a publicar con una editorial mediana?

El proceso de trabajo con Amazon Publishing (la editorial de Amazon) es muy minucioso. Cuentan con un grupo de expertos que se encargan de cada uno de los pasos de la edición. Para nosotros ha sido un cambio muy importante porque las pequeñas editoriales con las que hemos trabajado no podían abordar una revisión tan minuciosa del manuscrito. En primer lugar han hecho un editing que consiste en una revisión de la estructura de la novela y del estilo. Esta revisión se basa sobre todo en criterios comerciales, para que el libro pueda llegar al mayor número de lectores posible y que no haya expresiones que puedan sonar raras en ninguno de los mercados principales a los que va dirigido (España, EE.UU y México). Nosotros, como autores, supervisamos y damos o no el visto bueno a todos los cambios, por lo que ha sido una experiencia muy satisfactoria de la que hemos aprendido mucho. Nos ha dado otra visión de la escritura, desde el punto de vista comercial, que normalmente el escritor no tiene.

Cuando el libro salga a la venta, veremos cómo funciona la segunda parte buena de trabajar con una multinacional como Amazon: la promoción. Hasta ahora nuestro problema era que nuestros libros publicados no tenían visibilidad. Ahora creemos que ese problema lo tenemos solucionado. Amazon vende libros en todo el mundo y lo más importante, conoce los gustos y preferencias de millones de lectores.

A final de año también saldrá la edición en inglés de Ningún escocés verdadero.

En cuanto a Ningún escocés verdadero, es un thriller que se inicia en los años previos a la Guerra Civil Española. Es un periodo convulso, no sólo en España. ¿Cómo llegasteis a esta historia?

La historia nació de un sueño que tuvo Ana. Soñó con una prostituta que estaba siendo perseguida. No sabía ni por quién ni por qué. Pero esa idea fue el germen de Ningún escocés verdadero.

Cuando nos enfrentamos a una nueva novela, el primer objetivo que tenemos siempre es que sea entretenida, que atrape al lector desde la primera página. Pero también pensamos que solo con eso no es suficiente. En este caso, hemos tratado varios temas en los que nos interesaba profundizar: la construcción de la moral, la manipulación, la presión social y la corrupción de algunas instituciones, como la Iglesia Católica.

Está ambienta en época actual y cuenta la historia de un joven investigador de arte, feliz en su matrimonio, que trabaja para el obispado de Cartagena y recibe el encargo de encontrar la Cruz de Caravaca, que fue robada en el año 1934. Esta es una reliquia muy importante, ya que contiene uno de los trozos más grandes de la Cruz de Cristo que han llegado a la actualidad. Por otra parte le encargan comprar un cuadro en una subasta en Madrid y al poco de conseguirlo es robado. Es entonces cuando entra en escena L, una mujer joven, muy hermosa y enigmática, que dará un giro de ciento ochenta grados a la vida del protagonista y lo arrastrará en un viaje a los infiernos.

Nos costó tres años escribir Ningún escocés verdadero. Aunque se desarrolla en época actual, se basa en varios hechos históricos, hechos reales, como el robo de la Cruz de Caravaca, los agotes o las inmatriculaciones. También habla mucho de arte y, por lo tanto, tuvimos que dedicar bastante tiempo a documentarnos y preparar la estructura de la historia antes de comenzar a escribir.

Es una novela para aquellos a los que les interese arriesgar en su próxima lectura.

¿Cómo lleváis lo de escribir una novela a cuatro manos? ¿Os repartís el trabajo de alguna forma especial?

El hecho de encontrar dos autores que escriban juntos genera curiosidad porque existe la idea de que la creación literaria es algo muy personal de cada escritor y que es imposible compartirla. Sin embargo, en otras disciplinas artísticas resulta habitual que varios creadores trabajen juntos (en la dirección de cine, en la guionización de series de televisión, en la creación de obras plásticas).

Nosotros llevamos juntos ya veinte años, hemos madurado juntos y tenemos intereses parecidos. El secreto de escribir a cuatro manos reside en hablar mucho, estructurar bien las historias y repartir la escritura en base a tramas o personajes. Es un proceso muy enriquecedor y divertido, digamos que, en nuestro caso, el oficio de escritor es un poco menos solitario. Por último, viene la fase de revisar y pulir el texto. Esta es quizás la más tediosa, pero una de las más importantes.

Habéis ganado un premio importante dentro de la publicación independiente. ¿Qué planes tenéis a partir de ahora? ¿Vuelta a la edición tradicional o a seguir apostando por sistemas como el de Amazon?

Ahora mismo estamos centrados en el lanzamiento de Ningún escocés verdadero con Amazon Publishing, que se hará el 27 de junio a nivel mundial.

El Premio de autores independientes de Amazon ha hecho que dejemos de ser autores independientes. Tiene su gracia. Hemos firmado un contrato con Amazon Publishing, que es una editorial joven, pero muy grande. Además, el haber ganado el premio nos ha permitido firmar un contrato con una agente literaria a la que llevábamos años persiguiendo y que ahora, al fin, nos ha hecho caso. Así que no nos cerramos a nada. Ya hay escritores de reconocido prestigio que publican en papel con editoriales tradicionales y se reservan los derechos del ebook para autopublicarlo por su cuenta. El mundo editorial está cambiando muy rápido y tenemos que adaptarnos tanto los escritores como los editores.

Y por último, ¿Qué le diríais a nuestros lectores para convencerlos de leer vuestro libro?

Convencer a un lector es imposible, porque existen tantos lectores como personas y momentos. Ningún escocés verdadero es una novela que incluye misterio, una historia de amor muy particular, acción, violencia, corrupción moral y, por supuesto, reflexión. Además, ofrece la posibilidad de descubrir ciertos hechos históricos reales, curiosos y poco conocidos.

Es una novela que rechazaron las editoriales tradicionales porque es arriesgada, irreverente, trasgresora y polémica.

Es una novela que ha ganado un premio literario al que se han presentado más de 1400 autores.
Además, Amazon tiene una política muy estricta de no promocionar los libros que contienen sexo y violencia explícita. Si contraviniendo esa política le han dado el premio a Ningún Escocés Verdadero, es porque les ha debido de impactar.

Es una novela para aquellos a los que les interese arriesgar en su próxima lectura.

Los mejores libros clásicos de aventuras para pasar el verano

  • No hay nada como un clásico para disfrutar de la lectura.
  • El verano pide evasión y aventuras.

Llega poco a poco el calor y el verano nos espera a la vuelta de la esquina. Nada mejor que tener a mano un buen número de libros que nos ayude a pasar esos días tan pesados y en los que lo único que queremos es un poco de brisa, un chapuzón y que caiga la noche lo antes posible. En Lecturalia adoramos las novelas clásicas que leíamos cuando éramos más jóvenes, porque siguen despertando en nosotros el mismo sentido de la maravilla de entonces, además de darnos una segunda, o tercera, o cuarta lectura, cada vez diferente. Por eso os vamos a recomendar nuestro Top-5 de novelas de aventuras indispensables para el verano.

La isla del tesoro, de Robert Louis Stevenson, sigue fascinando a jóvenes y a adultos desde que se publicara en 1883. Es la novela de piratas más conocida de la historia de la literatura y no sólo es que haya servido con base a películas y series, es que su influencia se ha dejado notar en cientos de novelas posteriores. Cómo no emocionarse con el joven Jim Hawkins y cómo no simpatizar, a nuestro pesar, con el taimado Long John Silver. Ideal para pasar la tarde en la playa, antes de ir a buscar tesoros enterrados. Arr.

Los tres mosqueteros, de Alejandro Dumas, no necesita presentación, pero se la vamos a dar. El joven D’Artagnan viaja a París para convertirse en mosquetero del rey, pero en su primer día se las compone para acabar enredado en varios duelos tras el convento de los Carmelitas. A partir de ahí, el autor francés es capaz de hilar una de las historias de aventuras más grandes de la historia. Perfecta para pasar las mañanas en el monte.

La vuelta al mundo en 80 días, de Julio Verne, es otro libro perfecto para el verano. Y eso que es difícil escoger sólo uno del gran Verne, ya que su obra está llena de auténticos éxitos capaces de acompañarnos sin problemas a lo largo de varios meses. Pero La vuelta al mundo en 80 días tiene de todo: acción, aventuras, un poco de romance, escenarios exóticos y personajes inolvidables, como Phileas Fogg y Passepartout (en castellano: Picaporte). Fantástico.

Los tigres de Mompracen es la primera entrega de las aventuras de Sandokán, el personaje más famoso creado por el gran autor italiano Emilio Salgari. Si estás buscando un ambiente exótico en el que los héroes no son tan buenos y perfectos… este es tu libro. De hecho, puedes conseguir también Los piratas de Malasia y El rey del Mar y disfrutar de algunas de las aventuras más trepidantes escritas el siglo pasado.

Por último, recuperar un clásico algo olvidado: Las minas del rey Salomón, escrito por uno de los autores más vendidos de la historia de la literatura, H. Rider Haggard. Ambiente victoriano, leyendas y situada en plena época de los grandes descubrimientos y exploraciones. Acción sin fin y sentido de la maravilla a raudales.

¿Qué os parece la lista? Está incompleta, claro, nos faltan vuestros libros de aventuras favoritos. ¿Nos los contáis? Os esperamos, como siempre, en los comentarios.

Aprender a leer cambia tu cerebro, aunque seas adulto

  • Un estudio en la India ha dado resultados sorprendentes.
  • El cerebro humano crea nuevas conexiones al aprender.

Leer no sólo es interesante como ocio o divertimento, es parte fundamental de nuestra cultura y es algo necesario para el desarrollo de una sociedad saludable. Con el paso de los años a veces olvidamos la lucha que se desarrolló durante décadas para conseguir que la mayor parte de la población de los países occidentales estuviera alfabetizada. Hoy lo damos por normal, pero todavía hay partes del mundo donde saber leer es todo un lujo. Pero, ¿nos afecta aprender a leer como adultos algo más que para poder trabajar con más información? La respuesta es que sí.

El experimento se ha realizado en una zona de la India, donde se ha trabajado con 63 personas analfabetas, a las que se ha enseñado a leer y a escribir en un programa de seis meses. Durante el proceso, no sólo se ha comprobado cómo mejoraban sus habilidades de lectura y escritura, sino que han sido sometidos a un seguimiento de su cerebro mediante resonancias magnéticas. Estamos hablando de gente que ya superaba los treinta años de edad.

Lo cierto es que han logrado unos resultados notables. Lo primero, que leer y escribir es algo que se puede aprender sin problemas a casi cualquier edad con un trabajo diario. Lo segundo, que han comprobado cómo se desarrollaban nuevas conexiones en sus cerebros, sobre todo en el córtex, que es conocido por su facilidad para adaptarse rápidamente a nuevos desafíos.

Pero esto era lo esperable. Lo que les ha sorprendido ha sido encontrar cambios en partes más profundas del cerebro. Han observado que el proceso de aprendizaje llevaba a una reorganización en estructuras cerebrales como el tálamo y el tronco encefálico. Zonas concretas dedicadas a adaptar y coordinar la actividad del córtex visual. Esto ayuda a filtrar información que nos llega visualmente, aunque no seamos del todo conscientes de ella.

En resumen, estas nuevas estructuras llevan a ajustar la comunicación en general a medida que los alumnos van mejorando su lectura, de tal modo que la velocidad de aprendizaje se dispara: cuanto mejor se lee y se escribe, más se acelera todo el proceso, mejorando, además, la manera de percibir y relacionarse con el mundo.

Esto demuestra lo flexible que es el cerebro, sin importar la edad, ya que el aprendizaje todavía puede generar cambios en él. Además, ha encontrado una relación entre estas partes del cerebro y la habilidad lectoescritora, lo que puede ayudar a entender mejor fenómenos como la dislexia.

Vía: Mental Floss

Si eres escritor, deberías luchar por un cambio en la industria editorial

  • Se mantiene un sistema obsoleto y poco rentable.
  • ¿Vender mucho y barato o poco y caro?

La primera vez que colocas uno de tus libros en una editorial te das cuenta de lo poco que vas a llevarte por tu trabajo. Si has tenido suerte, te habrás llevado un anticipo, si no, lo más probable es que firmes por un ocho o diez por ciento sobre el precio de venta del libro. A eso, claro, tienes que quitar los impuestos. Aclarando: de un libro de 20 euros, el escritor se lleva 2, de los que tiene que quitar el IRPF correspondiente y, si tiene, un porcentaje que se queda su agente literario.

Como creador se te queda siempre cara de tonto. Pero como siempre ha sido así, la verdad es que no te planteas cómo cambiarlo. Después de todo, parece que te están haciendo un favor por publicar tu libro y ganar dinero con él. Eso sí, tampoco es que las editoriales quieran aprovecharse del autor: tal y como está montada la industria, casi el único porcentaje que se puede aplicar, sin pillarse los dedos a nivel económico.

Y es que en un país donde apenas se lee, se publican muchos libros al año. Los camiones de las distribuidoras van arriba y abajo, llevando y transportando títulos que en ocasiones ni siquiera salen de las cajas y esperan su turno para las terribles devoluciones. Las distribuidoras se llevan una parte importante del precio del libro.

Los libreros tienen que jugar con lo que les llega. Superventas, autores conocidos, estrellas de la tele, futbolistas… todo para que el libro en cuestión, que puede ser el tuyo, tenga una vida de apenas un par de meses en las estanterías. Y eso con suerte. Así es como se mueven los libros en España, con una saturación de títulos por encima de lo normal frente a un mercado cada vez más pequeño.

¿Existen otras formas de ganar dinero con los libros? Bien, siempre puedes autoeditar. Requiere de una inversión de dinero, montones de horas extra además de tu labor como escritor, y suele tener problemas a la hora de la distribución y la venta. Eso sí, vas a ganar bastante más que como sólo escritor. También vas a trabajar mucho más.

El crowdfunding es más o menos lo mismo. Si lo montas tú, te tocará hacer una edición personal o una coedición. En cualquier caso, más trabajo extra que tienes que asumir y contar a la hora de calcular tus beneficios. A veces te sale más a cuenta quedarte sólo con un diez por ciento, pero no siempre será así.

¿Y sólo en digital? Bien, hay autores que confían en este modelo, que te ahorra los costes de una primera inversión material. Pero los de corrección y maquetación siguen ahí, sobre todo si quieres ofrecer un buen producto. Teniendo en cuenta los bajos precios de los ebooks y el mercado limitado, tampoco es una panacea. En cuanto a los micromecenazgos tipo Patreon, todavía está por ver cómo funcionan a largo plazo y en qué cantidad. En resumen, más control, más trabajo y algo más de beneficio.

Claro que existen otros modelos, en los cuales el porcentaje que gana el autor es dinámico y depende del número de ejemplares vendidos. Se reduce para los primeros libros, dependiendo de la tirada, pero aumenta siguiendo ciertos tramos acordados. Es decir, podrías recibir un 8 por ciento por los primeros 100 libros, luego un 10 hasta los 200 y a partir de ahí un 20. Es un modelo curioso.

También existe la posibilidad de recibir un pago fijo por la tirada durante un periodo de tiempo determinado, en modo de forfait. Es decir, que te paguen, por ejemplo, 1000 euros por la explotación de tu libro durante 5 años, con independencia de los libros que se vendan. Luego recuperarías tus derechos o bien pasarías a cualquier otro acuerdo de pago, como los que ya hemos visto.

El último intento de capitalizar a un autor con una buena base de fans lo acaba de realizar la editorial Gigamesh, conocida por ser la responsable de publicar los libros de Juego de Tronos. El lanzamiento de Transcrepuscular, de Emilio Bueso, ha levantado cierta polémica por su elevado precio. Estamos hablando de un libro en edición de lujo con una tirada muy limitada a un precio elevado para la media del mercado, aunque no disparatado en cuanto a la calidad de la edición. En su modelo más caro, el libro se puso a la venta a 42 euros, con otro más económico a 32.

No hay por el momento una edición más asequible, aunque se ha anunciado que pronto saldrá en ebook. Esta edición de lujo, a ese precio, busca vender poco a un precio alto, asegurando unos beneficios para toda la cadena del libro, especialmente el escritor, que va a cobrar muy por encima de la media, dentro del género fantástico. ¿Cómo se puede hacer esto? Contando con que el autor, en este caso Bueso, tiene una base de lectores fieles que van a disfrutar con un libro objeto de este calibre. Sin esa capacidad, no vale la pena hacer tiradas de este estilo.

¿Cómo está funcionando? Pues tienen la tirada más cara casi a punto de agotarse y han vendido bastantes de la segunda. ¿Se puede repetir este experimento con otro autor? Habrá que ver cómo funciona. No es la primera vez que se hace, es interesante ver algo similar en la estadounidense Subterranean Press, y en el mundo del cómic se ha intentado varias veces.

¿Es el futuro del mundo editorial la venta de libros objeto a un público limitado? Es posible que para ciertos géneros y tiradas sea más interesante que tratar de alcanzar a mucha gente, teniendo en cuenta cómo está el mercado en cuanto a la vida útil del libro, los intereses de las distribuidoras y la saturación de los libreros.

También es cierto que, en un momento de crisis, se ve con cierto enfado desde algunos sectores la publicación de colecciones de lujo, aunque la palabra lujo se desvirtúa teniendo en cuenta que no llega a superar los 45 euros y que, en pocas semanas, aparecerá en formato de libro electrónico, mucho más barato.

¿Qué opináis? ¿Libros más baratos, pero menos cuidados, o más caros, pero más bonitos? ¿Más porcentaje para el autor o más adelanto gracias a precios más altos? No es nada fácil, ¿verdad?

Nuevo robo de libros supera los 150.000 dólares

  • Se ha producido en Brasil y ha sido obra de profesionales.
  • Se une a una serie de robos de libros antiguos por todo el mundo.

¿Son los libros el nuevo objeto de deseo de los ladrones profesionales? Si el mundo del arte se ha ido blindando cada vez más frente a los robos, ahora parece que le va a tocar a las grandes bibliotecas del mundo, aquellas que guarden libros y manuscritos incunables, ya que en pocos meses se han producido algunos robos de gran importancia. En esta ocasión ha sido en Brasil y se han llevado un botín nada desdeñable.

Si en anteriores ocasiones ya os hemos hablado de robos como el acontecido en Londres, en el que se llevaron auténticas joyas de varios coleccionistas, ahora el caso se traslada a Brasil, pero a una biblioteca pública, como es la Biblioteca Pedro Calmon, de la Universidad Federal de Río de Janeiro. Como muchas bibliotecas universitarias, tiene un fondo de libros únicos, como los Sermões del religioso Antonio Vieria, datados en 1610, así como volúmenes ilustrados de naturalistas datados a principios del siglo XIX.

El robo ha sido un trabajo laborioso y muy preparado, aprovechando la remodelación de la biblioteca que se comenzó en 2016. Los ladrones han ido seleccionando los libros más interesantes y los han sustraído poco a poco. El dinero del botín se calcula entre los 120 y los 160.000 dólares.
En total han sido 27 libros los sustraídos, de los cuales se han podido recuperar sólo 3. Y es que la policía brasileña ha dado con dos de los ladrones, que eran viejos conocidos en esto de ir esquilmando bibliotecas. Al principio pensaban que se trataba de robos menores, pero al realizar el inventario se dieron cuenta de la magnitud del robo.

La mayor parte de los libros, esos que han desaparecido, se han vendido a coleccionistas de todo el mundo y va a ser muy difícil que se pueda recuperar. Pero lo realmente increíble es que uno de los ladrones, Laéssio Rodrigues de Oliveira, un antiguo bibliotecario, que ha robado en decenas de bibliotecas, ha llegado a un acuerdo para vender su vida al cine. Sí, van a filmar su biografía en una película subvencionada con dinero público, lo que ha soliviantado al personal de bibliotecas y archivos.

Al parecer le ha llegado el turno a los ladrones de libros para convertirse en los típicos antihéroes simpáticos del cine, tras los ladrones de bancos, casinos y obras de arte. Después de todo, quién no querría llevarse uno de esos libros, ¿verdad? Increíble.

El Premio Princesa de Asturias de las Letras es para Adam Zagajewski

  • Se ve así premiada la trayectoria del autor polaco.
  • Su obra es fundamental para entender la Europa de la posguerra.

El autor polaco Adam Zagajewski ha sido galardonado con el Princesa de Asturias de las Letras, uno de los premios literarios más importantes de los concedidos en España. Cada año, el jurado escoge a un autor cuya contribución a la literatura mundial sea extraordinaria y que haya sido de gran influencia para la evolución social y cultural. De este modo, sólo unos pocos elegidos han sido premiados con este distintivo, como Richard Ford, Leonardo Padura, John Banville o Philip Roth.

Zagajewski es conocido por su poesía y su prosa, destacando por títulos como Comunicado, En la belleza ajena, Ir a Lvov o Mano invisible. Su obra, como él, es heredera de las heridas sin cerrar que dejó el fin de la II Guerra Mundial en el Este de Europa: nacido en Lvov, ciudad polaca integrada luego en Ucrania, su vida ha sido siempre un constante viaje en busca de una identidad difícil de alcanzar. Irónico e iconoclasta, su obra ha ido cobrando reconocimiento en los últimos años a nivel internacional.

El Premio Princesa de Asturias está dotado con 50.000 euros y su jurado ha estado integrado por autores como Félix de Azúa, Blanca Berasátegui, Juan Cruz Ruiz, Carme Riera, Ana Santos o Álex Grijelmo, entre otros. En esta edición se recibieron 38 candidaturas propuestas por varias instituciones culturales.

Fotografía de Slawek’s con licencia CC BY-SA 2.0

¿Has terminado una novela? Escribe un ensayo

<

  • Después de más de un año trabajando una idea, hay mucho que de lo que hablar.
  • No desperdicies toda esa documentación.

Lo más normal es que si te has tomado muy en serio la escritura de una novela, lleves más de un años -o dos, o tres- dándole vueltas a una idea concreta. Eso te habrá llevado por complicados caminos, por horas y horas de trabajo, puliendo, buscando, definiendo; seguro que al final, cuando el libro está terminado, enviado al editor o guardado en un cajón, tienes un bajón. Toda esa energía, toda esa obsesión, desaparece y te sientes algo vacío. Pero, ¿por qué no hacer algo más con todo ese trabajo?

Si todavía no estás preparado para dejar marchar ese mundo en el que has estado viviendo, mi consejo es que aproveches el trabajo de documentación, la labor de encontrar personajes, historias, así como la elaboración de ideas o incluso filosofías, para escribir un ensayo. Si has estado trabajando con una novela histórica, puedes aprovechar para escribir unas cuantas páginas sobre el momento concreto en el que se desarrolla tu obra, por poner un ejemplo. La parte real, por así decirlo, del libro. Esa trastienda que todo lector quiere visitar.

Puede ser un ensayo largo, pero puede quedarse en un buen artículo largo. Uno que luego puedas utilizar para la propia promoción del libro. Un extra para regalar a tus lectores o bien una manera de llegar a los medios de comunicación en busca de contenido original. Como siempre, cuanto más azúcar, más dulce, sobre todo a la hora de darte a conocer.

Esto no tiene que estar limitado a la novela histórica, por supuesto, pero además ten en cuenta que puedes escribir sobre los propios problemas y dilemas que te han surgido a la hora de trabajar. En una novela negra, hablar sobre la dificultad de entrar en la corrupción de altos cargos sin señalar personajes reales directamente, o bien en una romántica, sobre la construcción de personajes que no caigan en estereotipos sangrantes.

Si escribes terror o fantasía, puedes hablar sobre la esencia de la creación más abstracta, de la maravilla y el horror y de cómo se puede llegar a los lectores a través de ella. Además, claro, de meter los elementos que hayas desarrollado. En el caso de la ciencia ficción, tienes la oportunidad de desgranar los elementos científicos que no hayas explicado en la narración.

Existen muchas maneras de aprovechar el trabajo invertido en una novela, poniéndole un colofón que te ayude a pasar el mono del universo que tenías en la cabeza. Además, sirve como promoción, por lo que es una manera genial de complementar el lanzamiento de un libro.

Usando la ciencia ficción para dar forma al futuro

  • La fundación X-Prize tiene proyectos de millones de dólares.
  • Han reunido a algunos de los mejores escritores de ciencia ficción.

A lo largo de las últimas décadas, la ciencia ficción se ha convertido en un altavoz para enseñarnos el futuro cercano, en lugar de ahondar en los mecanismos de los siglos venideros. Las voces de grandes autores se fijan más en las consecuencias a corto plazo de nuestra tecnología y de la evolución de la sociedad; por no hablar, claro, de la política internacional y sus derivas. Por eso, muchos autores de ciencia ficción han acabado siendo consejeros de grandes organizaciones gubernamentales, aunque hoy os hablaremos de la peculiar Fundación X Prize, dedicada a mejorar el futuro a partir de la ciencia ficción.

En los últimos años, esta fundación ha lanzado numerosas propuestas y convocado premios para encontrar soluciones a problemas actuales que amenazan nuestro futuro. Desde la calidad del agua a la violencia de género, o de la exploración de las profundidades oceánicas a mandar rovers a la luna. Su intención es mejorar el futuro a través del pensamiento de anticipación de la ciencia ficción.

Ahora acaba de reunir a 64 nuevos consejeros, entre los que podemos encontrar algunos nombres muy destacados dentro del campo de la ciencia ficción, como Paolo Bacigalupi, Cory Doctorow, Neil Gaiman, Bruce Sterling, Charlie Jane Anders, Charles Stross, Andy Weir o Larry Niven, entre otros. La idea es que este consejo de expertos ayude a definir las necesidades y las propuestas de la fundación en los próximos años.

Para que nos hagamos a la idea del nivel de estos proyectos, hace poco que entregaron 2,6 millones de dólares a un equipo médico que fue capaz de desarrollar un prototipo que imitaba de manera totalmente funcional, a un tricorder médico de Star Trek. El dispositivo en cuestión pesaba menos de 900 gramos y era capaz de diagnosticar 34 enfermedades.

Así pues, desde la Fundación X Prize esperan lograr un éxito similar con las nuevas propuestas que van a preparar, centradas en categorías como Planeta y Medio Ambiente, Energía y Recursos, Salud y Bienestar, Sociedad Civil o Educación y Potencial Humano.

Además, este grupo preparará una antología de relatos en colaboración con la aerolínea Nippon Airways, en la que se contarán historias a través de los ojos de varios pasajeros de un vuelo entre Tokio y San Francisco que se encuentran, de manera inexplicable, transportados 20 años en el futuro.

Vía: The Verge

Consejos de John Grisham para escritores novatos

  • El autor estadounidense es uno de los más vendidos del mundo.
  • Sus ideas vienen tras más de 25 años de trabajo.

John Grisham se ha ganado una gran reputación como autor superventas internacional, no en vano ha superado con creces la cifra de más de 250 millones de ejemplares vendidos. Así que sus consejos a la hora de ponerse a escribir una novela son más que interesantes. Su primer gran éxito, Tiempo de matar, se publicó en 1989 y desde entonces ha publicado una novela cada año. Varias de ellas han sido adaptadas al cine, como El jurado, Cámara de gas, El cliente o Causa justa.

Escribe una página todos los días.

Grisham se une al resto de autores profesionales que hablan de la rutina y el trabajo diario como algo fundamental. 200 palabras, 1000 a la semana. Si lo haces durante dos años tendrás una novela aceptable. Nada va suceder hasta que puedas mantener este ritmo como mínimo. Si puedes, además, escribe esa página en el mismo sitio y a la misma hora.

No escribas la primera escena hasta que conozcas la última.

Para hacer esto necesitas hacer una buena escaleta. Casi todos los buenos escritores odian reconocer que usan esta herramienta. Hacer tramas complejas requiere una planificación cuidadosa, los escritores pasan años persiguiendo historias que luego no funcionan.

No escribas un prólogo.

Los prólogos son trucos para enganchar al lector. Evítalos. Planea bien tu historia y empieza por el capítulo 1.

No te acerques a un tesauro.

Lo sé, lo sé -dice Grisham-, tienes uno justo ahora entre tus manos. Hay tres tipos de palabras: las que conocemos, las que deberíamos conocer y las que nadie conoce. Olvida aquellas de la tercera categoría y usa las de la segunda. Un error común de algunos autores es usar un vocabulario despampanante. Es muy frustrante.

No introduzcas a 20 personajes en el primer capítulo.

Es un error de principiante. Tus lectores quieren empezar, no los bombardees con un montón de nombres de cuatro generaciones de la misma familia. Con cinco nombres ya tienes suficiente para empezar.

Lee tres veces cada frase en busca de palabras que eliminar.

La mayoría de escritores usan demasiadas palabras. ¿Por qué no? Si tenemos todo el espacio del mundo y muy pocas limitaciones.

Vía: The New York Times

Juan Goytisolo, muere el autor necesario

  • Resultó ganador del Cervantes o el Nacional de Literatura.
  • Se significó política y socialmente.

Siempre que hemos hablado de cómo un autor debería implicarse o no dentro de la vida social y política, Juan Goytisolo siempre ha sido un referente. Por eso, ahora, tras su reciente muerte, la reivindicación de su obra y de su activo papel a lo largo de su vida no sólo se hacen importantes sino también necesarios. Muere Juan Goytisolo, autor que siempre peleó a la contra, que buscó nuevas formas dentro de la literatura en castellano y que abrió camino para toda una generación de nuevos autores.

Si buceamos en su vida y en su obra nos encontraremos con un hombre perfeccionista y cuyos largos silencios no eran sino preludios de declaraciones y actitudes que podían desembocar en la polémica, sobre todo por su manera de medir el mundo. Mantenía una exigencia de un nivel altísimo, tanto para él como para los demás, sobre todo para los que tenían una alta responsabilidad, tanto dentro del mundo de la cultura como en la política.

Muere Goytisolo en Marrakech, ciudad que fue su hogar durante décadas. Este barcelonés nacido en plena Guerra Civil, se mantuvo firme como antifranquista y marchó a vivir a París poco después de terminar sus primeros relatos importantes. Más tarde sería el mundo árabe, sobre todo Marrakech, el lugar donde decidiría pasar el resto de su vida, sin dejar nunca de lado los viajes y el periodismo.

De entre su obra hay que destacar numerosos títulos, como La isla, Señas de identidad, Reivindicación del conde don Julián, Juan Sin Tierra, Makbara, Paisajes después de la batalla, La saga de los Marx o El sitio de los sitios. También practicó el género de ensayo con una visión particular y en ocasiones periférica de la sociedad española. Hay que nombrar España y los españoles, El bosque de las letras, Disidencias o De la Ceca a la Meca. Hay varios tomos recopilatorios de sus mejores textos, y siempre habría que revisar, hoy más que nunca, sus libros autobiográficos, como Coto vedado o En los reinos de taifas.

La lista de premios que recibió Goytisolo a lo largo de su vida es larguísima e impresionante. Desde el Premio Mediterráneo por Cuadernos de Sarajevo al Octavio Paz, el Juan Rulfo o el Jorge Isaacs; preludios de prestigio para el Nacional de las Letras Españolas, el Quijote y el máximo galardón en español: el Premio Cervantes.

Se ha ido Goytisolo, sí, y con él una voz firme que no temblaba a la hora de reconocer sus propias contradicciones, asumir su homosexualidad, exigir responsabilidades a los políticos y zarandear a muchos de los actuales autores reconocidos y su falta de implicación con la sociedad. Muerto, se nos hace mucho más necesario que nunca, aunque sólo sea por intentar ser capaces de seguir con el camino que inició hace tantos años.

Pero no hemos oído hablar por última vez de él. En 2015 dejó en manos de su agencia literaria, Balcells, un libro inédito con la orden de que se publicara 10 años después de su muerte. Un testamento literario del que se sabe muy poco, pero que será uno de los grandes acontecimientos culturales de la próxima década.

Fotografía de Peter Groth con licencia CC BY-SA 2.0

Editar, imprimir, vender y quemar

  • Ese es el ciclo de una insólita editorial islandesa.
  • Sólo imprimen durante las noches de luna llena.

El mundo editorial está lleno de gente curiosa e insólita, sobre todo en estos tiempos de Internet donde el presente y el futuro del libro cada vez está más en entredicho. Pero si tuviera que elegir a una editorial en concreto que me haya sorprendido de verdad, esa sería, sin duda Tunglið, una pequeña empresa islandesa cuyo modelo de negocio está más cerca de la performance artística que de la propia edición de libros.

Lo primero que llama la atención de Tunglið es su manera de publicar. Sólo hace tiradas de 69 ejemplares, aprovechando las noches de luna llena. Hasta ahí, podríamos decir que son algo raros, pero bueno, cada uno se plantea el trabajo como puede. Lo verdaderamente raro llega después: todos los libros que no se vendan esa misma noche, acaban en la hoguera.

La idea de los editores en Tunglið no es crear cientos de libros para que acaben dando vueltas por almacenes, metidos en cajas y esperando llegar, con suerte, algún día a una venta de segunda mano. No, ellos quieren aprovechar la energía creativa de sacar un libro en estado puro, disfrutando del momento y pasando, inmediatamente después, al siguiente proyecto.

Los editores, que también son escritores, tramaron un plan diferente al que llevaban, tratando de que sus libros aparecieran en el mercado editorial, pasando a uno diferente, y hasta contrario: hacerlos desaparecer. Por un lado, esta acción puede parecer una sátira sobre cómo funciona el mercado del libro, en el que si no vendes en menos de un mes, desapareces de las estanterías de las librerías en un instante.

Pero hay algo más. Se toman muy en serio la naturaleza artística de la quema de libros, incluso han tenido problemas explicando a la gente que esa destrucción era un acto poético y no político. Los queman con cuidado y respeto, según ellos, utilizando coñac francés de primera calidad para encender las llamas.

No tiene nada que ver con censura, es más, publican libros bastante complicados de encontrar. Según dicen, “un libro publicado es un objeto democrático” que muchos editores quieren salvar convirtiéndolo en un objeto de lujo, valorado más por su exterior que por su interior. Ellos publican barato, todo el mundo puede comprar sus libros y las fechas están muy claras.

Su mensaje contiene numerosas contradicciones, son conscientes de ellas, y vienen de su propia relación de amor/odio con los libros. La quema de libros es una liberación, una manera de mostrar a los escritores que su ego no manda, que no van a ser inmortales por haber juntado cuatro palabras de mejor o peor manera. Se elimina la tensión, la promoción, la inquietud. Es una lógica nacida de la poesía, no de la prosa.

Vía: The Guardian

Leer es bueno para tu salud mental, y lo sabes

  • Leer tiene efectos físicos que mejoran tu vida diaria.
  • Además, claro, de aprender vocabulario.

Os lo hemos dicho varias veces, pero no nos cansamos. Leer es bueno, es sexy, es interesante y necesario. El que no lee, él se lo pierde. Pero lo cierto es que más allá de que nos guste leer, que sea una actividad entretenida y maravillosa, los lectores disfrutamos de una serie de beneficios para nuestra salud física y mental. Y es que leer nos ayuda mucho más de lo que en un principio podríamos pensar.

Ayuda a reducir los niveles de estrés. Es cierto, hay varios estudios al respecto, sobre todo uno de la Universidad de Sussex, en los que se ha comprobado que tras una actividad intensa y cargada de estrés, leer era una de las actividades que más ayudaba a la relajación. Eso quiere decir que encontrar 10 minutos de lectura en mitad de tu jornada puede ayudarte a pasar mucho mejor el día.

Aunque en el siglo XIX leer en la cama estaba considerado como una locura -cosas de quedarse dormido con la vela en una mano y el libro en la otra-, hoy en día podemos afirmar que ayuda a dormir mucho mejor. Eso sí, siempre que no uséis pantallas de móvil o tableta, cuya luz puede haceros dormir peor. Después de todo, si tienes insomnio por lo menos pasarás el rato mucho mejor.

Por si fuera poco, una vida lectora ayuda a ser más sociable y a tener más empatía por los demás. Varios estudios más de universidades como la de Buffalo o institutos de investigación sociológica, como la New School of Social Research, han llegado a conclusiones similares. Los lectores tienen una gran capacidad para conectar con los demás y sirven para mejorar nuestras relaciones sociales. La biblioterapia se está usando con éxito con personas con ciertos problemas para relacionarse.

Por si fuera poco, también se está analizando la posibilidad de que la lectura continuada ayuda a la memoria a largo plazo, mejorando el estado de salud de la gente mayor. Leer es bueno para tener el cerebro en marcha, sin importar la edad.

¿Qué os parece? ¿Con más ganas de leer? Eso es lo que hay que hacer, seguir leyendo y disfrutar de cada libro que caiga en nuestras manos. Nuestro cuerpo nos lo agradecerá.

Vía: Book Riot

‘Con Transcrepuscular he crecido mucho como autor’, Emilio Bueso

  • Space Opera, CF Hard, Espada y Brujería… todo eso, y más, es Transcrepuscular.
  • Emilio Bueso afirma que su novela es toda una novedad dentro del fantástico.

Tras varios meses en la recámara de la editorial Gigamesh llega a las librerías Transcrepuscular, la nueva novela de Emilio Bueso, quien da un giro y varios quiebros a su trayectoria dentro del género fantástico en una novela peculiar. Transcrepuscular es la primera parte de una trilogía en la que se mezcla la ciencia ficción y la fantasía, dejando al lector con el interrogante de a qué tipo de espectáculo ha sido invitado en realidad.

Si Bueso hasta ahora estaba más cerca del género de terror, lo cierto es que ha levantado una gran expectación con esta novela, que, además, inaugura una nueva forma de marketing. Sale en papel con una calidad de coleccionista, en dos formatos de gama alta: uno por 42 y otro por 32 euros, firmados y con una tirada bastante limitada. Más tarde aparecerá en ebook a precio más reducido y no volverá al papel hasta que la trilogía esté terminada y aparezca en formato ómnibus. Un movimiento novedoso por parte de Gigamesh. Habrá que ver cómo funciona

Este libro lleva un importante retraso, desde que se anunció su salida en 2016 hasta ahora que ya conocemos la fecha de publicación. En parte por la portada, de la que se buscaba que fuera icónica, ¿qué nos puedes contar?

Se nos ha hecho mastodóntico el concept art, que dicen los ingleses, ¿qué quiere decir esto? Como mi libro… ¿has leído algún Horror Planet? Bien, mezclar ciencia ficción y fantasía y que se pueda leer como un Dungeons & Dragons y que luego parezca una space opera no es nuevo, es muy viejo. Lo que pasa es que nadie en castellano lo había intentado. Yo me he metido en unos jardines que no son habituales dentro del género, había que desmarcar al libro y la colección de lo normal. El trabajo de producción del grupo editorial… hay que pensarlo mucho. Es una edición limitada, luego habrá que esperar al ebook o al ómnibus de la trilogía completa. Eso sí, va a ir firmada y con portadas especiales, es una cosa tan bizarra en conjunto que definirlo les ha vuelto loco. El acabado exterior se ha trabajado tomando el tiempo que ha hecho falta, y claro, cómo voy a decir que no a algo así de trabajado. Detesto tener a la gente en stand-by, no pensábamos estar casi seis meses dilatando el proceso. Se ha complicado. Intentamos hacer algo bastante distinto, escapar de la zona de confort.

Me veía sacando un libro por año de terror y bien, sí, empecé así con Diástole y estaría feliz, pero, ¿y luego qué? Puedo acabar pegándome un tiro

¿Cómo te metes en este jardín, como bien dices? Venías de unas novelas dentro del fantástico, pero muy diferentes en cuanto a temática, estilo y amplitud.

La situación es la siguiente. Rafael Díaz Santander, cuando estaba en Valdemar, antes de Intenta dormir, visto el resultado de la colección Insomnia, con autores extranjeros que iban a vender bien pero luego flojean, Extraños Eones funcionó muy bien en materia de ventas y me dijeron, si te quieres pillar una cosa como lo que tiene Pilar (Pedraza) e ir sacando un libro cada año, pues yo, encantado de la vida. Pero, es que tengo 43 años, llevo 10 en esto, si te apalancas en una cosa en la que el público son 2.000 o 3.000 personas, fijo, si ya estoy quemado, ¿qué hago ahora? Estoy muy quemado, porque las expectativas con la crisis del libro y con la gente perdiendo capacidad de compra y pocos títulos, a un tipo minoritario como yo se le está quitando el oxígeno y el espacio para trabajar. Me veía sacando un libro por año de terror y bien, sí, empecé así con Diástole y estaría feliz, pero, ¿y luego qué? Puedo acabar pegándome un tiro. Tengo que hacer cosas nuevas. Esto llevaba en mi cabeza varios años, pero era muy ambicioso y complicado, arriesgado. Nunca había trabajado el fantástico de esta manera. El planteamiento del libro necesitaba de un trabajo profundo de worldbuiling. Nunca lo había hecho.

Toda tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia

A lo largo de toda la saga hay mucho body-horror, por la manera en la que he planteado la simbiosis, que es donde soy fuerte. Hace tiempo que le daba vueltas a esto. ¿Te has dado cuenta de lo que se suele hacer en fantasía épica? ¿Y en el underground? La misma pauta, mestizar fantástico con historia medieval, a la mitología, montar intriga palaciega… puedes hacer cosas muy chulas, pero desde mi punto de vista, no quiero parecer arrogante, me parece que saltan con una sola pierna. Si puedes desarrollar toda la geodinámica, toda la física celeste que hay detrás, diseñar el mundo desde cero, de arriba a abajo, ¿porqué tienes que poner al tipo que lleva dos espadas al cinto montando un caballo si puedes hacer que lleve una libélula gigante? ¿No es fantástico? A mí me daba vueltas la tercera ley de Clark, “Toda tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia”, y ahí hay un puente que une dos géneros que siempre han estado mal conectados. Martin (George RR.) cuando le preguntan por qué van juntos, siempre dice: misma gente, mismos sitios, distintos muebles.

Cuando leía Transcrepuscular me daba la sensación de estar asistiendo a algo parecido a la New Wave de los años 60 y 70, donde se quería dejar atrás la fantasía y la ciencia ficción más tradicional, creando mundos y sociedades completamente diferentes.

A la CF acudo de mano de Ballad y Brunner, con Cenital ya exploré temas, puedo entrar en spoilers, exploré una inversión tecnológica, quedando relegados a una etapa anterior sociocultural anterior, llegando casi a la edad media o anterior. Con crítica social de fondo, la pérdida de trabajo en crisis, todo esto me acaba llevando siempre a que no tenemos futuro. Si planteara algo a largo plazo diría que cada fase evolutiva da paso a una caída bestial, a una gran crisis, necesaria para poder seguir avanzando como especie. Dos paso atrás para dar uno adelante. Algo de esto hay en el libro, pero no lo vamos a comentar por spoilers.

La experiencia en conjunto… creo que he crecido mucho más como autor que antes. Yo no he visto nada parecido, cuando pregunto a los que saben me dan títulos que ya están casi olvidados.

Yo quería que la tecnología fuera protagonista, pero como un choque entre culturas. El anacronismo de encontrar cosas diferentes, atravesar el círculo transcrepuscular del planeta y entrar en la cara antisolar… lo que hace la trilogía es explorar un cuerpo celeste anclado a su estrella en órbita de marea. Esta geofísica tampoco se había trabajado en el género. Son demasiados frentes abiertos. Te pones a darle vueltas, sobre todo si lees revistas de divulgación con las supertierras, me encontré que había muchos cuerpos celestes tan diferentes al nuestro, que se podía trabajar con ellos desde una perspectiva fantástica o tecnológica. Ahí empecé a darle vueltas. Me decidí a escribir en 2014. tras varios años pensándolo. Tomé las primeras decisiones, narrativa en primera persona, orador protagonista, que es un zote, contándote lo que es descubrir cómo funciona tu mundo, acercarte a la magia y que el lector vaya reconociendo patrones, era una comunión que funcionaba muy bien en mi cabeza. Le di forma, lo acabé, lo moví y me llegaron ofertas fuertes, pero no me convencían. Yo lo veía muy para Gigamesh. Les gustó. Ahora, que he terminado ya el tercer libro, te quedas bien. Yo nunca había escrito con una historia tan planificada, soy más de brújula. Suelo escribir novelas cortas, de unas 90.000 como mucho. Con el triple… hay que hacerlo todo con detenimiento. La experiencia en conjunto… creo que he crecido mucho más como autor que antes. Yo no he visto nada parecido, cuando pregunto a los que saben me dan títulos que ya están casi olvidados.

Imagina que yo no me he leído el libro. ¿De qué va Transcrepuscular?

Es una aventura de exploración en un mundo completamente fantástico y nuevo a la vez que lo que plantea es cómo un grupo de parias van buscando respuestas y con el tiempo descubren que el destino del mundo descansa sobre sus hombros. Aquí hay una reflexión sobre la evolución y el paso del tiempo, la simbiosis como detonante de la evolución, la simbiogénesis, que no se evoluciona tanto por evolución como por simbiosis. Ahora mismo dentro de ti hay millones de bacterias que te ayudan a vivir. Es posible que se incorporen genes a nivel evolutivo no sólo por mutación. Es el gran salto, ¿qué hay más allá? ¿Y si empezáramos a compartir código con una especie diferente… incluso inteligente? ¿Cómo le trasladas esto a alguien que viene de fuera? Si das más datos entras en el spoiler, hay que esperar al final, ahí es donde he querido dar una sorpresa inesperada. La novela se puede vender como fantasía o como space opera, como una aventura de exploración con magia y algo más. Un libro de aventuras… pero con muchas cosas dentro del cóctel. Temo de pecar como ambicioso en ese sentido. Lo interesante es que se lea de una manera y a medida que va avanzando aparecen más lecturas diferentes que se van complementando.

Yo me he puesto a escribir esto porque la mayor parte de las novedades literarias que están saliendo las encuentro sin ideas.

Bien. Caracoles. Es la pregunta. ¿Por qué caracoles? Y cuando digo caracoles me refiero a ese elemento biológico simbiótico que es fundamental en la novela.

Yo soy un gran aficionado a los caracoles desde hace más de 20 años, los llevo criando desde siempre, soy un acuarista veterano y se me da bastante bien. A base de ver cómo funcionan entre ellos y con el medio… tu te das cuenta que cuando montas un tanque de acuario, ves cómo los peces cagan, las plantas procesan eso, pero hace falta una especie intermedia que haga de unión. El caracol, el biotopo que he planteado, es una criatura que… hay caracoles en el desierto, en el fondo del mar, en la montaña… hay en todas partes. Son muy antiguos, es un animal que aparece en los primeros momentos de la génesis de nuestro sistema y que podía trabajar con ellos para la historia. Además, y aquí entramos en el spoiler, luego de una terraformación que sale mal, lo que vas a buscar son referentes. A un determinado bloque de civilizaciones simbióticas, cómo los vas a denominar… buscas referentes que te sean conocidos. Si la morfología se parece, remotamente o no a los caracoles, tu al asociarlo dirías, parece un caracol. ¿Por qué ha cobrado esa forma? Pues por convergencia genética. Hay especies a años luz que han cobrado formas parecidas. No son caracoles, está claro, son otra cosa.

Lo que te está contando el libro es cómo convergen dos civilizaciones avanzadas, muchos dicen que la respuesta violenta se debería descartar. ¿No sería más práctico asimilar? ¿Aprovechar su genética? Es como funciona el software libre, aportando parches y desarrollo. Si una civilización puede viajar por las estrellas, debería ser capaz de cooperar… y esa cooperación puede ser por asimilación.

¿Por qué crees que nuestros lectores deberían leer Transcrepuscular?

Porque no han leído nada igual. O al menos eso creo. De esto no hay mucho. Yo me he puesto a escribir esto porque la mayor parte de las novedades literarias que están saliendo las encuentro sin ideas. Con los posibles que tiene el fantástico y la creatividad que no tendría que estar constreñida, que tendría que fluir sin depender de mitologías ya existentes. Esto, de alguna manera, es lo que yo… si me pongo a hacer space opera o fantasía, por qué no cargarme todos los cánones. El premio gordo que te puede caer escribiendo es que te pirateen o que te llegue para pagar autónomos. El tema es que si no tengo nada que perder y veo que no voy a dejar de escribir, lo que me he planteado es si puedo aportar algo diferente, una mirada nueva. Si alguien cree que el género está anquilosado o es repetitivo, creo que con esto se puede dar un soplo de aire fresco. Pero tampoco quería tirar por el lado del realismo sucio, que eso ya lo está haciendo otra gente, como en Juego de tronos. Si te fijas, todos mis libros, hasta los más desquiciados, mantienen una constante fe en la ciencia… siendo un ingeniero, me cuesta fabular por fabular. Tengo que razonarlo todo, incluyendo los elementos de geodinámica para explicar el planeta, y hago de esa idea de ciencia ficción dura la base de una novela de fantasía… bueno, al final no tengo por qué explicarlo todo en una narración, puedo dejar que cada lector se haga a la idea de lo que pasa.

Imagen de la portada cortesía de Editorial Gigamesh.

¿Leerías este clásico si no supieras qué libro es?

  • Una web ofrece primeras páginas de libros, sin más datos.
  • Permite acceder a la literatura sin prejuicios.

Por ahora sólo está en inglés, pero es una de las propuestas más interesantes que he visto en Internet en los últimos años. La web Recommend Me a Book (Recomiéndame un libro) es muy sencilla, no quiere complicarse en extraños efectos, y la información que contiene no podría ser más curiosa. Ofrece la primera página de un montón de libros, muchos de ellos auténticos clásicos de la literatura, además de otros superventas o novelas de culto, sin indicar el título o el autor.

De esta manera puedes acceder a la literatura desde un punto de vista diferente, sin prejuicios sobre si te vas a encontrar un libro con unas expectativas por encima de lo normal, o al contrario, por debajo, al pensar que un superventas nunca podría llegar a gustarte. Puedes leer la primera página y, si te gusta lo que has leído, dándole a un botón te mostrará los datos de autor y título.

Si lo que quieres es echar un vistazo a la primera página de un libro en concreto, también puedes hacerlo navegando por las portadas de los libros que contiene la web. Si quieres ver cómo empieza el libro de El padrino, de Mario Puzo, Un mundo feliz, de Aldous Huxley o el Ulises de Joyce, no tienes más que darle a la cubierta y te aparecerá el inicio de la obra que escojas.

Dicen que la primera página de una novela es fundamental para atrapar al lector, del mismo modo que las dos primeras frases de un cuento son un gancho clave para todo escritor. Es interesante poder comprar inicios tan diferentes como los que podemos encontrar en esta web, saltando de un clásico como De ratones y hombres a una novela de ciencia ficción moderna como El marciano. Son conceptos completamente diferentes.

Sería interesante una web parecida en español, sencilla, simple, con el objetivo de enseñar nuevas lecturas sin tener ideas preconcebidas sobre lo que nos vamos a encontrar. Sólo la primera página, las palabras, el autor y el lector, en un diálogo íntimo y libre de interferencias.

¿Qué os parece la idea? ¿Hay libros que no habéis leído porque su título o portada os daba algo de repelús? Os esperamos, como siempre, en los comentarios.

Más info: Recommend me a Book

El aprendizaje de las cicatrices, las claves de Antonio Renom para convertir el fracaso en energía positiva

  • El autor, Antonio Renom, recurre a su propia experiencia personal y a hechos protagonizados por otras personas, así como a referentes culturales, para ayudarnos a transformar la frustración en un motor de cambio.

La sociedad en la que vivimos estigmatiza el fracaso, de tal manera que a cualquiera de nosotros nos suele atenazar el miedo por fallar en cualquier empresa que hayamos comenzado, sin importar si es la más ambiciosa de nuestra vida o la más modesta.

Sin embargo fracasar es algo tan habitual que no nos debería asustar tanto, sobre todo porque la idea que tenemos al respecto a menudo está influenciada por la visión que los demás tienen de nosotros.

El aprendizaje de las cicatrices, libro escrito por Antonio Renom, gira precisamente en torno al fracaso y pretende ayudar al lector a convertir, tanto éste como la insatisfacción que de él se deriva en el motor para cambiar actitudes y estrategias, en una fuente de experiencias de donde sacar conclusiones útiles y positivas. Se trata de una obra dividida en tres partes que explora la experiencia del descalabro desde que se produce hasta las ideas ventajosas que se pueden extraer de él.

El autor parte de la idea de en quién nos convertimos cuando fallamos y cómo convertir en energía útil toda la información que recibimos durante el proceso, entendiendo como tal la insatisfacción y demás sensaciones negativas que nos invaden. Es decir, convertir las cicatrices a las que hace referencia el título del libro en nuestra fuente de fuerza para continuar y cambiar la perspectiva.

El discurso de Renom nos llevará a partir de aquí a un compendio de pautas y estrategias que, entre otras cosas, consisten en fijar nuestra mente en estímulos, en identificar los elementos amigos y enemigos y en afrontar nuestras obligaciones de un modo lúdico que explote nuestra creatividad. Desembocará en una serie de consideraciones a tener en cuenta sobre cómo afrontar el mundo que nos rodea.

El autor recurre a su propia experiencia personal y a hechos protagonizados por otras personas así como a referentes culturales, para dar forma a un libro con un objetivo: ayudarnos a convertir la frustración en un motor para cambiar. Se trata de que el lector haga acopio de la munición suficiente para enfrentarse a la realidad, donde el fracaso es tan normal como respirar, consiguiendo que convierta la frustración en fuente de transformación personal.

Y como decimos, Antonio Renom utiliza su propia experiencia para ilustrar sus ideas. Proviene de una familia dedicada al mundo de los negocios en diferentes sectores, lo que le ha llevado a ser conocedor del mundo empresarial y de lo que significa triunfar o caer en él.

Una vida azarosa en lo personal, en la que sufre la pérdida de un hermano y pasa por el quirófano para ser intervenido en una arriesgada operación, con solo 22 años, debido a la enfermedad de Chiari. Esto, sumado a su experiencia en el ejército como Boina Verde y el llevar la dirección de su propia empresa, Levante Capital Partners, le ha servido para configurar su propio ideario basado en convertir la insatisfacción en el motor del cambio. Todo ello se ve reflejado en El aprendizaje de las cicatrices, que además viene con prólogo de Gisela Pulido, diez veces campeona del mundo de kite surf.

Páginas